Facebook Timeline

Our Twitter Timeline

La impresión offset tradicional consiste en aplicar tinta sobre una plancha metálica.

El principio de funcionamiento es básicamente el siguiente: La plancha se moja con agua para que repela la tinta en las zonas que no existe imagen, el resto de la plancha donde hay imagen tomará la tinta con la forma del motivo a imprimir previamente grabado en la plancha. La imagen o el texto se trasfieren a la superficie a imprimir a través un cilindro cubierto por un material flexible que recibe la imagen para transferirla, por presión, a la superficie que se desea imprimir, generalmente papel.

Es precisamente este proceso el que confiere una calidad excepcional a este tipo de impresión, puesto que el recubrimiento de caucho del rodillo de impresión es capaz de impregnar, con la tinta que lleva adherida, superficies con texturas irregulares o rugosas. Todo esto debido a las propiedades elásticas del caucho, que no presentan los rodillos metálicos.

Este tipo de impresión es el más utilizado en las grandes tiradas de volumen, debido a sus evidentes ventajas de calidad, rapidez y costo, lo que permite trabajos de grandes volúmenes de impresión a precios muy reducidos y con las siguientes ventajas:

   - Una imagen de alta calidad consistente, más clara y definida que con otros sistemas de impresión.

   - Se puede utilizar en una gran cantidad de superficies aparte de soportes celulósicos con distintos acabados superficiales, apto para operaciones complementarias

   -Las planchas son de rápida y fácil producción.

   - La duración de las planchas es mayor que en otros tipos de impresión, porque no hay contacto directo entre la plantilla y la superficie de contacto.

   -En grandes tiradas de producción el precio de cada impresión es inferior a cualquier otro sistema.

La impresión offset tradicional presenta indudables ventajas para la impresión sobre soportes papeleros, algunas de estas ventajas sobre otros sistemas son:

· Alta lineatura.

· No huella en el dorso.

· No efecto squash.

· Grandes velocidades de impresión.

· Bajo coste de la forma impresora.

 · Facilidad de retoques.